viernes, 28 de diciembre de 2012

THE FLYING LIZARDS - THE FLYING LIZARDS


Entre los comienzos del techno-pop y la experimentación se mueve este grupo avant-garde denominado The Flying Lizards con David Cunningham al frente. 
¿Exploradores? ¿Locos? ¿Dadaistas? ¿Provocadores? Su música es, cuanto menos, asombrosa y más para la época, 1979.
A muchos os sonará la ya archifamosa "Money" que parece hecha con ruidosas baterias de cocina o con cubos de la basura metálicos.
Este álbum tiene de todo: rock, pop, sonidos neo-kraftwerianos pero todo reducido a la terrible parodia de un minimalismo con cierto humor y cierta mala leche.
Para colmo,  Deborah Evans canta con una desgana y una apatía tremendamente simpática ( más parece una locutora de telediario que una cantantante ) lo cual se acentúa aún más en su álbum de 1984 "TOP TEN" en el cual versionean clásicos del rock con una apatía exacerbada. Y no crean, es difícil cantar sin sentimiento, como si lo leyeras en ese momento. Esto, quizá, es lo que más me gusta del grupo.
Pero para los que no han escuchado nunca el álbum os advierto que el primer tema es como si la cantante se desmadrara por momentos poniendo voz en falsete.
El trabajo es intencionadamente lo-fi e incluso hay canciones que se oyen así como muy bajitas o mal. Todo está controlado y minimalizado. Ahora sí, rompe con los esquemas porque lo que vas a escuchar te va a dejar boquiabierto aunque no te guste.
 
9637